Cubrió su auto al croché y sorprendió a todos en Alpa Corral

Cubrió su auto al croché y sorprendió a todos en Alpa Corral

La artesana Analía Molina quiso hacer un homenaje a los cultores de esta técnica de tejido. Causó sensación en el pueblo, colmado de turistas durante los carnavales.

auto-tejido-croche-alpa-corral-1

Río Cuarto. Analía Molina tiene 31 años, es docente de Artes Visuales y artesana en Alpa Corral, villa turística de las sierras del sur. Hace un año y medio se le ocurrió cubrir todo su auto con tejido al croché. Había visto por Internet varias intervenciones en árboles y postes, hechas en otros países (movimiento de yarn bombing , que traducido sería algo así como bombardeo de hilados).

Se propuso hacer algo en su pueblo para “reivindicar el croché como trabajo artesanal y homenajear a las abuelas que han sabido transmitir esta técnica de tejido que no se debería perder”, según explicó la mujer.

“Me fascinó la idea de cubrir el auto y salir a pasearlo para ver la reacción de la gente. Yo no sabía que podía llegar a tener una conexión tan fuerte con el tejido, mi nona me enseñó a tejer con puchitos de lana hace como 12 años. Lo tenía olvidado pero fui haciendo de a un cuadradito por día, con lana reciclada de pulóveres, y unos ocho kilos de distintos colores que compré”, relató Analía.

auto-tejido-croche-alpa-corral-2

Nueva atracción

En la pequeña localidad, de menos de mil habitantes, pero colmada de turistas, todos hablan del auto tejido.

“Lo armé la siesta del sábado pasado en la cochera y a la noche lo saqué y lo paseé en los carnavales. Como carroza, le puse de nombre ‘Yo amo a Alpa’, en homenaje al pueblo. Disfruté mucho la reacción de la gente, las caras de asombro, las abuelas aplaudiéndome. Yo tengo un puestito de artesanías, amo pintar y mezclar colores y preparo cada cosa con tanto amor y tanta pasión en el invierno que me fascina, más allá de lo económico, que la gente lo vea”, explicó Analía.

“Vos siempre tan original”, fue una de las frases más lindas que le dijeron. Analía es muy conocida en el pueblo, da clases en el primario, el secundario y en un centro de jubilados.

“Me aburre tejer ropa, me gusta hacer cosas que llamen la atención. Lo del auto me gustó porque fui cambiando colores, combinándolos y mezclándolos al azar. El impacto visual que provoca me encanta. En el capot los colores representan el arco iris”, señaló.

Funda

El tejido es como una funda que se puede poner y sacar de su Renault Clio.

“Cuando empecé a tejer, me parecía una utopía. Quedó novedoso. En el corso me lo llenaron de espuma, ahora lo tengo tendido en la soga. Verdaderamente disfruté mucho presentarlo”, confió.

Tormenta de hilo

Técnica. El yarn bombing o yarn storming (bombardeo o tormenta de hilados) es un movimiento de arte callejero que emplea tejido a dos agujas o croché para intervenir con colores en lugares públicos.

Historia. Se cree que la práctica la iniciaron tejedores de Estados Unidos en 2005, en Texas. En Inglaterra se habría formado el primer grupo de “grafiti tejido”, el primero en utilizar el término yarn storming para describir su obra. La idea se propagó por el mundo. En Argentina, en lugares como Palermo y El Calafate, numerosos árboles han sido cubiertos de tejido.

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/cubrio-su-auto-al-croche-y-sorprendio-todos-en-alpa-corral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *